Diuréticos para adelgazar: breve introducción a usos y riesgos

por | Ago 23, 2019 | Artículos, Nutrición | 0 Comentarios

Los diuréticos no están indicados para llevar a cabo tratamientos de adelgazamiento, no queman grasa. Es importante entender que la eliminación de agua (y electrolitos) que provocan si no es de una forma controlada puede tener consecuencias muy graves para la salud y no son medicamentos para adelgazar.

Es importante que entiendas que:

  • Los diuréticos no son medicamentos destinados a adelgazar
  • Los diuréticos no «queman grasa»
  • Los diuréticos no te hacen sudar más o «quemar más calorías»

¿Qué son los diuréticos?

Los diuréticos son fármacos que simplemente incrementan el volumen de orina excretado al actuar en diferentes áreas del riñón. Digo en diferentes áreas porque así sucede en en función de que el diurético sea de un tipo u otro. La nefronas son las unidades anatómicas y fisiológicas funcionales del riñón, en ellas se filtra la orina y se absorben los elementos útiles del filtrado. Los diuréticos disminuyen la re-absorción de sodio y cloro provocando la eliminación de líquido a través de la micción.

¿Para qué se usan si son peligrosos?

Se usan en medicina para reducir la volemia, para el tratamiento de hipertensión artertial primaria y algunas secundarias (de origen renal o humoral) solos o en combinación con otras sustancias; para el tratamiento de edemas (cardíaco, pulmonar…) y algunos trastornos hidroelectrolíticos o del equilibrio ácido-base así como retorno venoso alterado o accidentes cerebrovasculares, entre otros. En general se trata de medicamentos efectivos y de bajo coste económico, por eso se usan tanto en el ámbito médico.

Tipos de diuréticos utilizados en el fitness

Diuréticos ahorradores de potasio 

Dentro de estos diuréticos encontramos dos subtipos: inhibidores de los canales de sodio y antagonistas de la aldosterona o ADH (hormona esteroidea cuya finalidad es conservar sodio y excretar potasio para incrementar la presión sanguínea), entenderemos que si la inhibimos el efecto será contrario: excretamos sodio manteniendo niveles de potasio. En realidad parece sencillo pero el mecanismo no lo es tanto y tampoco los hace seguros.

Se usa mucho el «aldactone» (espironolactona) dentro de los inhibidores de la ADH. Aldactone tiene una acción diurética débil per se, y solo parece ser clinicamente realmente en presencia de niveles de ADH elevados; por ejemplo en la insuficiencia cardíaca; aunque en el fitness u otros deportes de competición que conllevan entrenamientos extenuantes o varias competiciones seguidas la expresión de ADH puede promover un ´exceso´ de líquido corporal por lo que atletas que encadenan varias competiciones y por ejemplo necesitan dar un determinado peso para una competición, así como aquellos a los que pasa mucha factura el estrés ambiental de la propia competición se decantan por este tipo de preparados.

En el ámbito de la estética parece cobrar incluso más sentido ya que al acompañar entrenamientos demandantes con dietas hipocalóricas incrementan todavía más la expresión de ADH. La grelina, una hormona orexigénica, parece poder promover también esta respuesta a través del hipotálamo con la consiguiente re-captación de sodio y agua. A mayores mucha gente suele erroneamente eliminar la sal lo cuál !sorpresa!, ¡también aumenta ADH!

Sin entrar demasiado en la neurobiología del estrés mencionamos brevemente dos neuropéptidos que se expresan ante un estrés fisiológico o ambiental elevado:

  • Factor liberador de corticotropina o CRF
  • ADH

Al mismo tiempo CRF puede dar lugar a una secreción mayor de cortisol que recordemos que el cortisol no es solo una hormona glucocorticoide sino también de acción mineralcorticoide, es decir, interfiere en la homeostasis del agua y los electrolitos.

La secreción de cortisol nos brinda el siguiente patrón:

  1. Movilización de energía al descomponer el glucógeno, grasas a triglicéridos y a través de la re-síntesis de glucosa en el hígado.
  2. Liberación de aminoácidos por el músculo esquelético que puede usarse para reparar daños tisulares.
  3. Vasoconstricción de vasos como los de los órganos digestivos.
  4. Solicitación del apoyo de ADH para mantener la presión arterial y volumen sanguíneo apropiado durante la respuesta al estrés.

La acción de estos diuréticos por tanto es oponerse a la expresión de la ADH, por lo que al contrario de lo que sucede con tiazidas y diuréticos de asa (que veremos a continuación) se excreta sodio manteniendo niveles de potasio e hidrogeniones. Su acción máxima no se alcanza de inmediato, y entre sus efectos secundarios de los que hablaremos más abajo se encuentra una posible bajada te testosterona e incluso ginecomastia. Aunque no me quiero extender mucho con esta explicación si deciros que no me parece buena idea tomarlo de continuo por este y otros motivos incluso de más peso.

Dato: Para evitar los efectos de la ginecomastia se puede usar eplerenona en lugar de espironolactona

Dicho lo anterior se les consideran diuréticos débiles, no reducen la presión arterial en condiciones normales y se pueden usar conjuntamente con tiazidas o diuréticos de asa. No deben usarse nunca con suplementos de potasio.

Diuréticos de techo alto (de asa).

Probablemente os suene «seguril» (marca comercial), cuyo principio farmacológico es la furosemida.

Furosemida, torasemida (demadex) o bumetanida (el también conocido fordiurán) son un grupo de diuréticos denominados ´de asa´. Estos fármacos actúan a nivel de la porción ascendente del asa de Henle, porción del riñón dónde se inhibe la re-absorción de cloro y de sodio.

Los diuréticos pertenecientes a este grupo tienen efecto ´dosis-dependiente´ y su rol se centra en inhibir el transporte de cloro en la membrana luminal de la parte gruesa del Asa de Henle (imagen superior), aumentando la excreción de cloro, sodio, potasio, calcio, magnesio e incluso bicarbonato por lo que también son utilizados para regular el PH.

Estos fármacos son conocidos como «de techo alto» porque se puede aumentar su efecto incrementando la dosis, a diferencia de lo que sucede con los tiazídicos (que veremos a continuación)

Dentro de los ya mencionados, la torasemida (demadex), presenta una acción más prolongada por lo que suele usarse menos en el ámbito fitness aunque en el clínico parece tener mejor aceptación al ser mejor tolerada por los pacientes.

Sí hablamos de diuréticos, los de asa son los más poderosos y no sólo a nivel renal sino que su potencial en la HTA, de hecho pueden incluso minimizar la respuesta inflamatoria mediante el sistema nervioso, lo cuál parece ser llevado a cabo a través de las prostaglandinas, aunque aquí por esta vez sí que no me extenderé más, de hecho con los siguientes seré mucho más breve.

Diuréticos tiazídicos (derivados de la tiazida).

Son fármacos que dificultan (que no impiden ojo) la reabsorción de sodio, y en menor medida de cloro, en porciones del túbulo distal renal. Su máxima acción se alcanza con dosis relativamente bajas y su efecto no aumenta aunque se incremente la dosis, otra de las diferencias con los de Asa.

Diuréticos inhibidores de la anhidrasa carbónica

Tenemos la acetazolamida cuyos efectos diuréticos se deben a la inhibición de la enzima anhidrasa carbónica. Esto promueve la excreción de sodio, potasio, agua y bicarbonato (HCO3). De este modo se consigue una alcalinización de la orina y un aumento de la diuresis. Se utiliza para la hipertensión intracraneal o el mal de montaña,

Diuréticos osmóticos.

Son sustancias de bajo peso molecular que se filtran de la sangre hacia los túbulos donde están presentes en altas concentraciones. Funcionan evitando la reabsorción de agua, sodio y cloruro.

Tenemos la glicerina (glicerol) que ya tenemos hablado sobre ella y algunos de los chicos que preparo lo recordarán de algunas puestas a punto con este humectante utilizado en la industria alimentaria. También conocemos la isosorbida, y la urea, humectante utilizado para tratar o prevenir la piel seca.

Diuréticos naturales

Muchas sustancias cotidianas como el café el té, la piña, los espárragos o el perejil ejercen su efecto de incremento de micción a través de la cafeína o sustancias diuréticas como la teofilina o el caso del alcohol que sí también se considera un agente diurético. ¿Sabéis la razón de esto? efectivamente, actúa inhibiendo ADH por lo que no se produce la reabsorción del agua, razón por la cual se acude tanto al servicio cuando se bebe alcohol y te deshidratas.

[saber más sobre el alcohol]

Algunos diuréticos naturales que me gustaría que conocieras:

Perejil

El perejil se ha utilizado como diurético de remedio casero durante muchos años. El extracto de semilla de perejil aumenta significativamente el volumen de orina.

Cafeína

Aunque su efecto diurético es leve hay personas que la consumen en grandes cantidades porque viene presente no sólo en el café sino en muchos productos comerciales, algunos refrescos, bebidas energéticas, etc.

Nigella sativa

El comino negro aumenta la producción de orina y, a su vez, reduce los niveles de sodio y potasio. Algunos investigadores la contemplan como un posible tratamiento para la presión arterial alta aunque las dosis sostenidas pueden causar daño hepático.

Bromelina

Tiene incidencia directa sobre las prostaglandinas y sobre la ciclooxigenasa-2 o ´COX-2´, componente inflamatorio que participa en la propia síntesis de las prostaglandinas o PGE-2 (lípido proinflamatorio inmunosupresor)

La piña contiene bromelina, enzima proteolítica que proporciona una respuesta rápida al estrés celular y se une a materiales insolubles como minerales, ácidos y disolventes orgánicos. Posee un efecto anticoagulante, por lo que mejora la circulación y evita la formación de trombos además de aumentar el volumen de orina al ser rica en potasio y ácido cítrico.

Su papel en el edema sea mayoritarimente de incidencia en el plano inflamatorio, es decir, sus propiedades están significativamente relacionadas con el estrés fisiológico y el edema por traumatismo. De hecho, un estudio clínico demostró que la bromelina en boxeadores eliminó por completo todos los hematomas en la cara (labios, orejas, ojos..) y cuerpo en sólo cuatro días.

Esto sumado a que administrada por vía oral se absorbe sin dificultad en el intestino humano y permanece biológicamente activa entre ~ 6–9 horas hace que aunque su efecto diurético sea débil su impacto en como nos encontramos sea tan grande.

Hibisco

Débil diurético natural que se suele preparar en forma de té con las hojas de la planta y evita que el cuerpo elimine el potasio. También hay algunas referencias interesantes en tanto a la nefropatía diabética y la resistencia a la insulina, por eso me parece digno de mención, no por sus propiedades diuréticas, que aunque también son débiles con comparación con los fármacos citados.

Riesgos y conclusiones

Los diuréticos ahorradores de potasio

Su acción máxima no se alcanza de inmediato. Entre sus efectos secundarios destacan la ginecomastia y la hiperpotasemia, la cuál puede ser peligrosa. De forma aguda puede provocar hipotensión, mareo, alterar la función renal dando lugar a una concentración plasmática elevada de creatinina.

Los diuréticos de Asa

Son los diuréticos más potentes, inhiben la reabsorción de cloro y sodio. La cantidad de sodio y cloruro (cloruro de sodio o NaCl) en el cuerpo tiene un efecto marcado en la cantidad de agua retenida por el organismo. Es importante tener en cuenta que existe cierta relación entre la ingesta a través de la dieta y la pérdida de sodio, un organismo sano ante una mayor ingesta de sodio tiende a eliminarlo por la orina, y ante a una carencia sencillamente se hace una recaptación mediante el túbulo distal, muchas personas retienen líquidos por una mala gestión del estrés en diversos ámbitos y/o por una alimentación cuestionable o deficiente en otros nutrientes.

Si eres deportista no elimines la sal.

En muchas ocasiones que se habla de retención acuosa es por un desequilibrio entre un alto consumo de sodio y muy bajo de otros minerales como magnesio, potasio o taurina (los cuales influyen directamente en el balance hídrico corporal)

Incrementar la micción con la eliminación de estos minerales a través de fármacos puede crear un des-balance electrolítico y es peligroso.

Los diuréticos Tiazídicos

No son muy potentes pero su acción es más prolongada que la de los diuréticos de Asa. Entre sus efectos secundarios está la hipercolesterolemia, hiperuricemia e hiperglucemia. Deben tener cuidado diabéticos o usuarios de insulina ya que no solo afectan a la glucemia per se sino también a la acción de algunos fármacos antiabéticos como la insulina. Estos diuréticos dan lugar a pérdida de potasio y magnesio por lo que sería conveniente asociarlos a estos suplementos o a diuréticos ahorradores de potasio. Su efecto máximo se alcanza con dosis bajas

La eliminación del sodio, el cloruro y el agua del cuerpo es más compleja de lo que puede parecer tras indagar un poco en este campo. En los riñones, el sodio y el cloruro así otras pequeñas moléculas se filtran de la sangre hacia los riñones que es donde se forma la orina. La mayor parte del sodio y el cloruro se reabsorben en la sangre antes de que el líquido filtrado salga del riñón en forma de orina. Existen diferentes mecanismos y por eso también diferentes fármacos que interactúan en diferentes partes de los túbulos alterando de diversas formas la reabsorción de sodio y cloruro, por lo que utilizar estos medicamentos sin conocimiento o mezclarlos con alcohol u otros productos puede ser muy peligroso.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Blonstein JL. Control of swelling in boxing injuries. Practitioner. 1960;185:78.
  2. Eléonore Beurel and Charles B. Nemeroff. Interaction of stress, corticotropin-releasing factor, arginine vasopressin and behaviour. Curr Top Behav Neurosci. Author manuscript; available in PMC 2015 Jan 1. Published in final edited form as: Curr Top Behav Neurosci. 2014; 18: 67–80. doi: 10.1007/7854_2014_306
  3. Kageyama K, Kumata Y, Akimoto K, Takayasu S, Tamasawa N, Suda T. Ghrelin stimulates corticotropin-releasing factor and vasopressin gene expression in rat hypothalamic 4B cells. Stress. 2011 Sep;14(5):520-9. doi: 10.3109/10253890.2011.558605. Epub 2011 Mar 27.
  4. Kreydiyyeh SI1, Usta J. Diuretic effect and mechanism of action of parsley. J Ethnopharmacol. 2002 Mar;79(3):353-7.
  5. Miyanoshita A, Terada M, Endou H.. Furosemide directly stimulates prostaglandin E2 production in the thick ascending limb of Henle’s loop. J Pharmacol Exp Ther. 1989 Dec;251(3):1155-9.
  6. Peng CH, Yang YS, Chan KC, Wang CJ, Chen ML, Huang CN. Hibiscus sabdariffa polyphenols alleviate insulin resistance and renal epithelial to mesenchymal transition: a novel action mechanism mediated by type 4 dipeptidyl peptidase. J Agric Food Chem. 2014 Oct 8;62(40):9736-43. doi: 10.1021/jf5024092. Epub 2014 Sep 26.
  7. Rose LI, Underwood RH, Newmark SR, Kisch ES, Williams GH. Pathophysiology of spironolactone-induced gynecomastia. Ann Intern Med. 1977 Oct;87(4):398-403
  8. Sahana Hadihalli Veeregowda, Jayakumar Jyothinagaram Krishnamurthy, Bhuvana Krishnaswamy, and Sarala Narayana. Spironolactone-Induced Unilateral Gynecomastia. Int J Appl Basic Med Res. 2018 Jan-Mar; 8(1): 45–47. doi: 10.4103/ijabmr.IJABMR_399_16 PMCID: PMC5846220. PMID: 29552536
0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR
Aviso de cookies