Las contracturas musculares pueden estar relacionadas con trastornos neurológicos o musculares, y en personas sanas sin afecciones neurológicas o musculares graves, lo que percibes como contractura es una alta tensión muscular por la reactividad del sistema nervioso, lo que a la larga puede producir episodios dolorosos.

 

Sentirse rígido es una inferencia perceptiva multi sensorial, no algo local que tengas en el trapecio. Tener más tensión muscular de lo habitual, incluso sentir dolor, se reduce con una descarga de entrenamiento (entrenamiento moderado), modificando variables del entrenamiento.

 

Aplicar masaje, Foam Roller u otras terapias, puede aliviar el dolor por la activación del sistema inhibitorio descendente del dolor, puedes incrementar el ROM etc, pero no pone solución.

 

La única descarga posible es bajar la carga. Lo que seguramente has experimentado cuando has tenido dolor es una experiencia generada por el sistema nervioso como mecanismo de protección pero sin una rigidez o acortamiento real del músculo, ni mucho menos pelotas o nudos musculares como se suele decir, algo que es fácilmente desmentible con pruebas de imagen.

 

Adicionalmente, el tratamiento efectivo no es descontracturar el músculo sino gestionar la carga, algo que es muy sencillo en el ámbito del entrenamiento de fuerza e hipertrofia.

"En realidad la única descarga posible, es bajar la carga"