INCONTINENCIA URINARIA DE ESFUERZO, DEPORTE Y SUELO PELVICO

por | Mar 27, 2020 | Artículos, Colaboraciones | 0 Comentarios

Antecedentes y Prevalencia

El deporte de fuerza y sobre todo de alto impacto se ha relacionado con un mayor riesgo de perjuicios en el suelo pélvico.

El suelo pélvico (SP) es la estructura formada por los músculos, ligamentos y tejido fascial que se alojan en la base de la pelvis, presentando su musculatura forma de puente colgante, que de forma general y simplificada responderá a la contracción elevándose. De esta forma la fascia y ligamentos actúan como estructura de soporte visceral pasivo y como transmisores de fuerzas mientras que la musculatura colaborará en dicho soporte de forma activa además de otras funciones como la estabilización, sexual y la continencia, la cual analizaremos a continuación.

Existen diferentes patologías asociadas a la disfunción del suelo pélvico, la incontinencia urinaria es especialmente prevalente en el deporte, mostrando diferentes prevalencias según el deporte (5,7% hasta 80%) mostrandose la mayor prevalencia en trampolinistas y mostrando también prevalencias altas en deportes como la halterofilia (50%) (Sania Almousa et al 2019) En esta revisión sistemática realizada por Sania y colaboradores, se aislaron otros factores de riesgo como el parto y el embarazo, recogiendo datos solo de deportistas nulíparas, cosa que no se realizó en anteriores revisiones (Mattos Lourenco et al 2018) (Heath et al 2014).

Presión Intradbdominal y su papel en la incontinencia

Esta teoría se fundamenta en que estos deportes aumentan la presión intra-abdominal (IAP), entendiendo por esta a la presión que se presenta de forma natural en el interior de nuestro abdomen y que varía en función de la respiración o la postura que tengamos en cada momento. Por ejemplo esta presión sería menor en reposo que realizando una plancha abdominal y esta sería menor que realizando un Crunch abdominal. Este aumento de presión deberá ser amortiguado por el suelo pélvico (PF).

 

 

 

 

 

 

Mecanismo fisiopatológico

La teoría sobre la instauración de la IU en deportistas se fundamenta por un lado en que si la musculatura del suelo pélvico y concretamente el esfínter uretral externo generan una fuerza inferior a la necesaria para contrarrestar la presión que se ejerce sobre la vejiga se producirá la incontinencia de esfuerzo, por otro lado esta si esta carga/impacto (IAP) es de carácter elevado y/o repetitivo, esto podría sobrecargar, sobrestirar, y debilitar la musculatura del suelo pélvico produciendo una reducción de sus capacidades y por ende:

IUE, I.fecales, disfunciones sexuales, alteraciones posturales etc (Sania Almousa et al 2018)

Este cuadro es completamente compatible con una continencia en reposo ya que esta depende del control del detrusor y de la función del cierre uretral.  (Es Bernstein et al 1997).

 

Cuadro clínico

El factor común que se cursa con la IUE es la la perdida de propiocepción, control motor y fuerza por lo que la no implicación de esta estructura en los gestos deportivos y su no entrenamiento podría contribuir a generar este tipo de cuadros, debido a que mientras que el resto del cuerpo generaría adaptaciones a la actividad física a la que se le expone, el suelo pélvico quedaría en segundo plano adaptándose a una velocidad menor o sin adaptarse en absoluto.

Tratamiento

Ante esto la fisioterapia muestra diferentes herramientas, las más sonadas son los ejercicios de Kegel y los hipopresivos. Respecto a la gimnasia hipopresiva la evidencia es insuficiente para recomendar su uso, mostrándose como menos efectiva que el entrenamiento muscular del suelo pélvico para fortalecer el SP, lograr el cierre del hiato del elevador del ano y aumentar el grosor, la fuerza y la resistencia de la musculatura del suelo pélvico.

Las diferentes revisiones señalan como prevención y tratamiento de primera línea a los ejercicios de suelo pélvico o “Kegel”, que básicamente consisten en realizar unas contracciones pautadas de esta estructura, habiendo una relación directamente proporcional entre la fuerza aplicada por el suelo pélvico y la mejora de la sintomatología, además de un aumento paralelo del grosor de los músculos del suelo pélvico, por otro lado encontramos que en añadido a estas contracciones el fisioterapeuta puede generar una retroalimentación con su paciente, por lo que actualmente en clinicas encontramos material que se utiliza de forma habitual en diferentes tratamientos en el campo de la urogineproctología y obstetricia en el que a través de un equipo electromiografico se registran las contracciones del suelo pélvico y su intensidad.

Se le muestra al paciente en forma de gráfico, esta retroalimentación pasa a denominarse biofeedback, pero en términos de evidencia hay controversia: Según la ultima revisión realizada (Nunes et al 2019) no se encuentran diferencias entre y PFME+ bioretroalimentacion frente a solo PFME, aunque entra en conflicto con un estudio (Bertotto et al 2017) donde si se encontraron diferencias a favor de PFME+ bioretroalimentacion frente a solo PFME, aunque las pacientes que solo realizaron PFME también mejoraron mayor fuerza muscular, actividad mioeléctrica, precontracción de los músculos del SP y una mayor calidad de vida en las participantes.

Sin embargo según la revisión de Cochrane (Herderschee R et al 2011) La retroalimentación o la biorretroalimentación pueden proporcionar beneficios adicionales al entrenamiento muscular del piso pélvico en mujeres con incontinencia urinaria . Sin embargo, se necesita más investigación para diferenciar si es la retroalimentación o la biorretroalimentación lo que causa el efecto beneficioso o alguna otra diferencia entre los grupos (como un mayor contacto con profesionales de la salud).

Conclusión

Conviene señalar la importancia de esta musculatura, no solo en la continencia, sino en cuanto a su función estructural y sexual, tratando de alentar así a su entrenamiento e implicación en los gestos deportivos como un musculo más, y advirtiendo que ante síntomas de patología o la intención de aumentar la eficiencia de su entrenamiento, acudan a su fisioterapeuta especializado de confianza, y los profesionales sanitarios a su vez deben tratar de concienciar sobre su implicación de forma independiente de su tratamiento y evaluación, ya que así solo se aumenta la probabilidad de generar “sedentarismo pélvico” ya que aunque el principio de individualización es importante no lo es más en este caso que en el de otras estructuras musculoesqueléticas. El suelo pélvico es una estructura más, con sus nervios, vasos sanguíneos, ligamentos, fascias y músculos, y como tal se le debería empezar a tratar.

Bibliografía

  • Bernstein I. T. (1997). The pelvic floor muscles: muscle thickness in healthy and urinary-incontinent women measured by perineal ultrasonography with reference to the effect of pelvic floor training. Estrogen receptor studies. Neurourology and urodynamics, 16(4), 237–275.
  • Nie, X. F., Ouyang, Y. Q., Wang, L., & Redding, S. R. (2017). A meta-analysis of pelvic floor muscle training for the treatment of urinary incontinence. International journal of gynaecology and obstetrics: the official organ of the International Federation of Gynaecology and Obstetrics, 138(3), 250–255. doi:10.1002/ijgo.12232
  • Shaw, J. M., Hamad, N. M., Coleman, T. J., Egger, M. J., Hsu, Y., Hitchcock, R., & Nygaard, I. E. (2014). Intra-abdominal pressures during activity in women using an intra-vaginal pressure transducer. Journal of sports sciences, 32(12), 1176-1185.
  • Casey, E. K., & Temme, K. (2017). Pelvic floor muscle function and urinary incontinence in the female athlete. The Physician and sportsmedicine, 45(4), 399–407. doi:10.1080/00913847.2017.1372677
  • Ghaderi F, Mohammadi K, Amir Sasan R, Niko Kheslat S, Oskouei AE. Effects of Stabilization Exercises Focusing on Pelvic Floor Muscles on Low Back Pain and Urinary Incontinence in Women. Urology. 2016;93:50–54. doi:10.1016/j.urology.2016.03.034
  • Ruiz de Viñaspre Hernández R. (2018). Efficacy of hypopressive abdominal gymnastics in rehabilitating the pelvic floor of women: A systematic review. Eficacia de la gimnasia abdominal hipopresiva en la rehabilitación del suelo pélvico de las mujeres: revisión sistemática. Actas urologicas espanolas, 42(9), 557–566. doi:10.1016/j.acuro.2017.10.004
  • Martín-Rodríguez, S., & Bø, K. (2019). Is abdominal hypopressive technique effective in the prevention and treatment of pelvic floor dysfunction? Marketing or evidence from high-quality clinical trials?. British journal of sports medicine, 53(2), 135-136.
  • Cacciari, L. P., Dumoulin, C., y Hay-Smith, E. J. (2019). Pelvic floor muscle training versus no treatment, or inactive control treatments, for urinary incontinence in women: a cochrane systematic review abridged republication. Brazilian journal of physical therapy.
  • Nygaard, I. E., y Shaw, J. M. (2016). Physical activity and the pelvic floor. American journal of obstetrics and gynecology, 214(2), 164-171.
  • Dumoulin, C., Cacciari, L. P., & Hay‐Smith, E. J. C. (2018). Pelvic floor muscle training versus no treatment, or inactive control treatments, for urinary incontinence in women. Cochrane Database of Systematic Reviews, (10).
  • Almousa, S., and Bandin Van Loon, A. (2019). Prevalence of urinary incontinence in nulliparous female athletes: a systematic review. Sports Science Magazine, 1-10.
  • Bertotto, A., Schvartzman, R., Uchôa, S., & Wender, M. C. O. (2017). Effect of electromyographic biofeedback as an add-on to pelvic floor muscle exercises on neuromuscular outcomes and quality of life in postmenopausal women with stress urinary incontinence: A randomized controlled trial. Neurourology and Urodynamics, 36(8), 2142–2147. doi:10.1002/nau.23258
  • Nunes, E. F. C., Sampaio, L. M. M., Biasotto-Gonzalez, D. A., dos Reis Nagano, R. C., & Politti, F. (2018). Biofeedback for pelvic floor muscle training in women with stress urinary incontinence: a systematic review with meta-analysis. Physiotherapy
  • Herderschee  R, Hay‐Smith  EJC, Herbison  GP, Roovers  JP, Heineman  MJ. Feedback or biofeedback to augment pelvic floor muscle training for urinary incontinence in women. Cochrane Database of Systematic Reviews 2011, Issue 7. Art. No.: CD009252. DOI: 10.1002/14651858.CD009252.

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR
Aviso de cookies